Adventure

Cuando pilotas una Adventure de Triumph nunca sabes hasta dónde llegarás, ni lo que te puedes encontrar por el camino, por eso diseñamos nuestras motos para que aguanten lo que sea. Así, cuando salgas con tu Triumph os convertiréis en un todo capaz de superar kilómetros, terrenos variados y toda clase de obstáculos por el camino. Porque no basta con saber hasta dónde puedes llegar, también hay que saber cómo llegar.

Configura tu moto, clic aquí.

Classics

Lo importante no es lo que hemos añadido a lo largo de los años a estos iconos del motociclismo clásico, lo que verdaderamente importa es lo que no les hemos quitado. La moderna ingeniería de Triumph ha logrado que nuestra gama de motos clásicas sea tan fiable, cautivadora y práctica para el día a día como cualquier otra Triumph.

Cruisers

Un inexperto puede confundir una Cruiser de Triumph con una custom del montón, pero cuando montes en una y te pongas en marcha, te sorprenderá por su agilidad y por sus altas prestaciones, además de enamorarte más cada día. Ésto sólo te puede ocurrir al unir el clásico estilo cruiser con la mecánica Triumph.

Roadsters

Con nuestra gama Roadster seguimos una filosofía muy simple: Apostar por un diseño que mejore la potencia, la manejabilidad, las sensaciones y el sonido de la moto. Si un componente no cumple estos requisitos, no se incorpora al conjunto. Como resultado, creamos unas motos musculosas, amenazadoras y agresivas. Porque eso es lo que son: motos deportivas sin adulterar, especializadas y apasionantes para el día a día.

Supersports

Aptas para la carretera, pero nacidas en el circuito. La Triumph Daytona 675 y 675R son instrumentos de precisión que te proporcionan absolutamente toda la información de pilotaje que necesitas, a la vez que responden incluso a tus órdenes más sutiles. Por eso, cuando pilotas una Daytona 675 te fundes con ella y te conviertes en parte de una máquina de altas prestaciones con una inmejorable funcionalidad y que, además, es pura pasión en el circuito y en la carretera.