fbpx

Keeway Versilia 50/125: Inspiración italiana

Keeway amplía su oferta en cuanto a scooters de estilo neo-retro con los nuevos Versilia 50 y 125. Como de costumbre, apostando por un producto con diseño de inspiración italiana y unos precios muy competitivos. Demostrando que, la calidad y la funcionalidad, no están reñidos.

Hasta la fecha, la oferta de Keeway en lo referente a scooters neo-retro se limitaba a la familia Zahara en sus versiones de 50 y 125 cc, scooters cuyo diseño se inspiraba, descaradamente, en todo un referente mundial como la Vespa. Pues bien, si esta formula les ha funcionado… ¿Por qué cambiarla? Eso sí, en esta ocasión, tomando como musa del proyecto a otro de los pesos pesados históricos del sector: la Lambretta.

Algo indudable cuando observamos el diseño de algunas partes tan características de los scooters milaneses como las formas del faro (LED), los amplios cófanos laterales, el tamaño de su alargado asiento o la espaciosa plataforma plana, todo ello, eso sí, debidamente rediseñado y reinterpretado bajo el prisma y los estándares de calidad del fabricante asiático. Y es que, una vez más, nos encontramos ante unos scooters con una muy competitiva relación calidad-precio, con un tamaño algo mayor que los Zahara y una posición de conducción más amplia y espaciosa.

Como en el caso de sus compañeros de gama, están a la venta en dos versiones; por un lado, un 50 cc con un motor monocilíndrico de 2 válvulas refrigerado por aire que rinde 3 CV a 7.000 rpm y 3,3 Nm a 6.000 rpm, y , por el otro, un 125 cc con un sencillo motor monocilíndrico cuatro tiempos, con dos válvulas y refrigeración por aire, que alcanza los 8 CV a las 7.000 rpm y los 8,5 Nm a 6.000rpm.

A pesar de las diferencias en cuanto a motorizaciones, ambas versiones comparten plataforma con un peso de 110Kg en vacío, una altura de asiento de 790 mm, una suspensión delantera telescópica y monoamortiguador para la suspensión trasera. La única diferencia la encontramos en el sistema de frenado con dos discos de 220 mm y sistema CBS para la 125 cc mientras que, en la 50 cc, cuenta con disco delantero de 220 mm y freno de tambor para la parte posterior.

En cuanto a los más destacable de su equipamiento de serie, ocupa un papel protagonista su espectacular iluminación LED, especialmente en el caso del esbelto piloto posterior pero, sobre todo, en la parte frontal con su óptica principal instalada en el manillar y unas llamativas guias LED (cumpliendo una función similar a las luces DLR), en el escudo. También hay que destacar el buen gusto empleado en el diseño del cuadro de instrumentos, de estilo clásico pero con tecnología LCD para dar vida a una pequeña pantalla insertada en el centro de la esfera analógica, que cumple las funciones del velocímetro.

Respecto a su capacidad de carga, dispondrá de un ajustado espacio bajo el asiento para un casco, una guantera con cerradura bastante espaciosa y un gancho escamoteable en el contraescudo que, como siempre, será nuestro gran aliado en el día a día a la hora de sujetar bolsas y poderlas apoyar, muy cómodamente, sobre su enorme plataforma.

Los nuevos Keeway Versilia 50 y 125 ya están a la venta a un precio de 2.190 y 2.390€ respectivamente y en tres colores: Negro, Gris y Blanco. Además, como promoción hasta el 30 de septiembre de este año, el Keeway Versilia 125 contará con el primer año de seguro gratis para conductores mayores de 25 años.

Abrir chat
Escríbenos al Whatsapp