fbpx

Moto Trail o moto Scrambler, ¿Cuál elijo?

Eres un motero al que no le gusta que le pongan barreras en el uso de la moto. Que seas amante de ellas tanto para uso urbano como grandes viajes, incluso lejos del asfalto. Y puede que te estés planteando comprar una moto. Llegados a este punto, seguro que te estás planteando si lo tuyo son las trail o las scrambler. Te ayudamos a diferenciarlas y elegir correctamente la tuya.

El mercado actual está copado por modelos de corte trail o adventure. Pero existe también otra gama de motos que sobreviven gracias a su atractivo visual. Son las motos scrambler, que presentan unas características específicas, situándose a medio camino entre una moto de carretera y una trail. Comparten algunas virtudes de unas y otras, permitiendo que su comportamiento sea muy equilibrado, por lo que muchos usuarios las elijan por esa dualidad.

Seguramente si buscas una moto nueva, y que esta te permita usarla en casi cualquier ámbito, hayas pensado en primer lugar en las trail. Pero seguro que te has fijado en algún modelo scrambler que te ha entrado por los ojos según la has visto. Y te has preguntado si, quizás, esa fuese la elegida y no otra.

Pero para tomar la mejor decisión, es imprescindible conocer cada una de las candidatas a fondo. Para ello te ofrecemos esta pequeña guía en la que sabrás cuáles son las características de unas y otras, en qué se diferencian y dónde su comportamiento es mejor o peor. Ojo, no hay líneas marcadas, y puede que algunos modelos no compartan exactamente cada una de las características que te citamos, pero sí muchas. Ya sabes, hay tantos tipos de motos como moteros. Solo hay que encontrar la que se adapta a ti.

Características de una Moto Trail

Visualmente creo que todo el mundo es capaz de distinguir una moto trail, y diferenciarla de una naked, una deportiva, una custom o una retro. Su altura, su diseño exterior y formas muy marcadas y que invitan a la aventura, hacen que de un vistazo ya las reconozcamos.

Pero debemos fijarnos en otras características para saber si realmente es una trail que puede servirnos tanto en asfalto como lejos de él. Para empezar podemos fijarnos en las llantas. Si son de radios, serán más resistentes a los golpes mientras que si por el contrario, el material elegido es aleación de aluminio, habrá que tener más cuidado.

Otro detalle importante a tener en cuenta es el diámetro de las llantas. Para que una moto tenga un comportamiento medianamente digno fuera del asfalto, la delantera debe tener un diámetro mínimo de 19”. Es un buen compromiso para un uso dual asfalto-tierra. Si nos vamos a llanta delantera de 21”, podremos hacer más offroad, y montar neumáticos más agresivos y de taco más grande. Por el contrario, si bajamos a 17”, estaremos más limitados a un uso light por pistas.

A continuación tenemos las suspensiones, que nos determinará la capacidad de la moto para absorber las irregularidades del terreno. Porque dependiendo de su recorrido, haremos topes con mayor o menor facilidad pero también, tendremos más altura libre antes de que el cubre cárter toque el suelo.

El mínimo para un uso con ciertas garantías debería estar en los 170 mm. Si nos vamos a un recorrido de suspensiones de más de 200 mm, tendremos recorrido para hacer algún que otro paso difícil con garantías. Por debajo de esos 170 mm, al igual que las llantas de 17”, hará que la capacidad de la moto quede más limitada al asfalto.

Características de una Moto Scrambler

El nacimiento de las motos scrambler vino condicionado por la necesidad, es decir, convertir esas café racer de los años 60 en motos que pudiesen comportarse mejor en caminos de tierra, pero sin llegar a ser motos offroad puras. Así que partimos de la base de que son motos modificadas a partir de un modelo asfáltico.

Una de las características comunes a las motos scrambler es la ubicación de su escape, lateral y elevado que evita que pueda ser golpeado contra las piedras. Protecciones para el motor, manillar más ancho y elevado para poder ponerse de pie, y pequeñas mejoras en llantas o suspensiones era todo lo que se necesitaba para dejar atrás el negro.

Las scrambler, frente a una trail pura de llantas de 21” y recorridos de suspensiones largos, poco pueden hacer. Pero sí cuando se le comparan con modelos más polivalentes. Sus llantas de radios de entre 17” y 19” (según modelos), suspensiones con algo más de recorrido e hidráulicos retocados, además de otros pequeños cambios, hacen que se conviertan de facto en esas motos polivalentes que algunos usuarios reclaman.

Pueden pecar de una capacidad de carga más limitada, pero también de un peso general más bajo, lo que redunda en una facilidad de manejo cuando las cosas se ponen complicadas. También son más sencillas de mover en parado, pues se llega al suelo con más facilidad al ser algo más bajas.

¿Qué Moto elijo entre Trail y Scrambler?

La compra de motos es algo pasional, así que por mucho que se anteponga la razón, acabarás comprando aquella que te acelere el corazón, la que una vez aparcada, te des la vuelta de la que te vas para echarle un último vistazo.

Pero dejando de lado los sentimientos, está claro que si quieres hacer rutas trail de dificultad media/alta, tendrás que irte a un modelo preparado para ello. Pero si tus escarceos son más o menos ocasionales, te será válido tanto una trail como una scrambler.

Las primeras cuentan con algo más de comodidad, poder llevar más equipaje o autonomía. Por contra, son más grandes y voluminosas, pesan más y para ciudad no son la moto ideal. Por contra las scrambler cuentan con la ventaja de ser motos más fácil de llevar en ciudad o recorridos cortos. Además permiten una mayor personalización, que hará que tengamos una moto a nuestro gusto.

La oferta es inmensa, por lo que la cartera, la cabeza y por último, el corazón, te ayudarán a tomar la decisión correcta.

Abrir chat
Escríbenos al Whatsapp